Exposición de Bicicletas Palmira.
Recreo Coworking es un espacio multidisciplinar de trabajo compartido en la Calle Miguel Servet nº 11 en Zaragoza
Coworking en Zaragoza, Centro de trabajo en Miguel Servet 11.
1214
post-template-default,single,single-post,postid-1214,single-format-standard,woocommerce-no-js,et_bloom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

Exposición de Bicicletas Palmira.

Exposición de Bicicletas Palmira.

Exposición durante el mes de abril de Bicicletas Palmira en la sala Pop up de Recreo Coworking.

Inauguración el Viernes 5 de Abril a las 19 horas en Recreo Coworking.

Duración:

Del 5 al 26 de abril de 2019.

Habrá un ejemplo de cada uno de los modelos disponibles de Bicicletas Palmira, para que la gente que se acerque pueda verlas de cerca y tocarlas. También muestras de cuadros y bicis que son donados, y un también un mosaico compuesto con cada pieza que conforma una Palmira.

Además el espacio se compartirá con el joven fotógrafo maño/italiano Luca Bilotto quien va a dedicar su última exposición al fotogénico proceso de montaje de una Palmira. Unas imágenes que no dejarán indiferente al amante de la foto y la bici.

Os dejamos también una entrevista que hemos realizado a los impulsores de este valiente proyecto:

Hola, primero de todo presentaros y para el que no os conozca, comentadnos en qué consiste el proyecto de Bicicletas Palmira, quienes estáis detrás del proyecto y en qué va a consistir vuestra muestra de bicicletas durante el mes de abril en Recreo Coworking.

Bicicletas Palmira es la marca de bicicletas de segunda vida de Ciclofactoría. Decimos que son bicicletas de segunda vida porque el esqueleto, es decir, el cuadro y la horquilla, provienen de bicis abandonadas o en desuso, las cuales, gracias a convertirse en Palmira, vuelven a ser nuevas y tener una segunda oportunidad. Esa es la filosofía de nuestra marca, reciclar en lugar de fabricar más de lo mismo. Convertir en nuevas, bicis que arreglar saldría igual o más caro.

Las bicicletas de acero (hasta los años 90 que desaparecieron de la industria) estaban hechas para durar toda la vida, así que solo hay que darles un buen lavado de cara, vestirlas con componentes actuales de calidad y pueden volver a durar otros 40 años más. Estamos tan convencidos de que esto es así, que ofrecemos la misma garantía en nuestras bicis que las marcas de bicis nuevas: 5 años en el cuadro y horquilla.

Desde el principio pensamos que una marca así debía tener un carácter social, dado que las bicis que reciclamos vienen de gente que altruístamente nos las dona. Sentimos que para cerrar el círculo había que dar algo a cambio. En lugar de comprarle a la gente su vieja y destartalada bici para convertirla en Palmira, lo que hacemos es donar el 25% de los beneficios de cada venta a AFEDAZ para ayudar en la lucha contra el Alzheimer, una enfermedad que afecta directa o indirectamente al 50% de la población.

– Hace un tiempo, os entrevisté para un blog de ciclismo, y hablamos de características técnicas de vuestras bicicletas, ahora me gustaría mas centrarme en vuestra manera de trabajar, tanto como negocio en la Ciclofactoría, como con Bicicletas Palmira. Se de buena mano, vuestra manera de involucraros en la cultura de comercio de cercanía y cultura de barrio.

Ciclofactoría nació hace 4 años cuando dos amigos de toda la vida decidieron dar un paso hacia adelante en sus vidas y apostar por ganarse la vida arreglando y restaurando bicicletas. Con buen trabajo y gracias a la gente que desde el principio confió en nosotros, hemos conseguido mantenernos en este sector todo este tiempo y lanzarnos a crear y darle forma a nuevos proyectos relacionados, como Bicicletas Palmira o nuestra marcha para bicicletas clásicas La Monegrina. Somos un pequeño taller de barrio y, como tal, buscamos darle un servicio de calidad a la gente de nuestro entorno. Nos tomamos muy enserio el trabajo detallista, la calidad en nuestros procesos y los materiales que utilizamos, y por tanto, tratamos con mimo cualquier bicicleta que caiga en nuestras manos. Nunca dejamos de apoyar iniciativas sociales de nuesto entorno, como participar a nivel personal como voluntarios en la iniciativa de nuestr@s compañer@s de La Ciclería “En bici sin edad”. Colaborar con AFEDAZ, una asociación local que trabaja con familiares y enfermos de Alzheimer es también un reflejo de lo que nos gusta y en lo que creemos: dar siempre algo a cambio y apoyar iniciativas o causas que indudablemente hacen que este sea un mundo más humano y amable.

– ¿Creéis en la bicicleta como motor para cambiar las cosas? ¿Pensáis que puede servir de elemento integrador?

La bicicleta, desde su concepción a finales del siglo XIX, ha representado siempre un instrumento de lucha y de cambio en cada época. En sus inicios, fue la primera herramienta que los hombres y mujeres del campo pudieron utilizar para desplazarse sustituyendo a los caballos y burros, ya que no tenían acceso a vehículos motorizados, solo al alcance de las clases altas. También para la emancipación y empoderamiento de la mujer fue clave, pues por fin podían desplazarse libremente en un mundo y una sociedad que las relegaba al hogar. Aunque, claro está, no lo tuvieron nada fácil en ese momento. Hoy en día, además de ser un factor clave en la movilidad urbana, es una opción más de viajar e integrarse en otros entornos y culturas de la mano de un vehículo verde y sostenible, que cae bien en todas partes.

– A la hora de abordar el mundo laboral, ¿qué consejos podéis dar a todos aquellos que quieren iniciar un negocio, no como el vuestro, pero sí llevar adelante su idea, y cómo llevarla a cabo.

Uf, ¡si alguien tuviera la clave del éxito! Seguramente, lo que le aconsejaríamos a alguien que quiera empezar algo por su cuenta, es que haga algo que relamente le apasione y le guste. Desde luego tiene que haber algo de cabeza, una idea de negocio que sea viable y no una locura, pero siempre tiene que haber pasión. Porque emprender es un camino muy largo, no siempre sale bien a la primera y si emprendiste solo por creer que tenías una idea que te haría millonario, enseguida puedes desesperarte, perder la paciencia y empezar a dar tumbos sin saber tu rumbo.

– ¿Cómo veis el concepto de coworking? ¿En algún momento os propusisteis una manera de negocio de este tipo?

El coworking es una consecuencia del mundo actual, totalmente necesaria. Ya no tiene sentido ver al de al lado como tu competencia, sino que tejiendo redes y creando sinergias entre profesionales del mismo o diferente sector se puede llegar más lejos y, además, acompañado, ¡que es más divertido! Nosotros no tenemos espacio para un coworking al uso, pero no dejamos de colaborar y apoyarnos en la gente de nuestro entorno. De esa manera no paramos de aprender constantemente, pues el colaborar o trabajar codo con codo, enriquece. En nuestro local ha habido talleres de constructores de cuadros de bicicleta artesanales, lo hemos cedido también a profesionales que realizan estudios de biomecánica, ¡y hasta hemos tenido a dos bandas de música locales tocando aquí!

– ¿Qué retos o aventuras tenéis próximamente marcados en vuestro calendario de actividades?

¡El mes de abril viene cargadito, con el montaje e inauguración de la Pop Up en Recreo a partir del primer fin de semana (6 de abril) y también con el IV Aniversario de Ciclofactoria, el 27 de abril, último fin de semana del mes! Estamos también organizando la 3ª edición de La Monegrina, que tendrá lugar el 7 de septiembre y la organización de un evento así, lleva mucho tiempo, pues queremos que vuelva a ser algo irrepetible, como la edición del año pasado.

– Y por último, habladnos de las bicicletas que nos vais a mostrar en el coworking.

¡Preparaos con la que vamos a montar en vuestro local! Llevaremos un ejemplo de cada uno de nuestros modelos de Bicicletas Palmira, para que la gente que se acerque pueda verlas de cerca y tocarlas. También muestras de cuadros y bicis que nos donan, y un también un mosaico compuesto con cada pieza que conforma una Palmira.

Para quien esté interesado en comprar una Palmira habrá una pantalla con nuestra web, a través de la cual se puede encargar cualquiera de los 5 modelos a la venta.

Pero no solo tendremos expuesto nuestro material, ya que vamos a compartir el espacio con el joven fotógrafo maño/italiano Luca Bilotto quien va a dedicar su última exposición al fotogénico proceso de montaje de una Palmira. Unas imágenes que no dejarán indiferente al amante de la foto y la bici!

Muchas gracias por aceptar nuestra invitación a presentar vuestro proyecto, y ya estamos con ganas de esa inauguración, que promete grandes sorpresas.

¡Mil gracias a todo vuestro equipo! El placer será nuestro estar un mes entre vosotros. ¡Ahí nos vemos!

Escrito por Recreo coworking en Zaragoza. Miguel Servet 11, local. 



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar